Sobre mi

Mi foto
Una sonrisa que te dejará huella

viernes, 4 de noviembre de 2016

Abrirse en canal

Voy a abrir mis carnes para quién lo quiera leer. Hace mucho que no pasaba por aquí, quizás no tenia demasiadas cosas que decir. Pero hoy voy a romper ese silencio, hoy voy ha habar de algo que solo conocían algunos.
Un tema de esos que deseas guardar en lo mas profundo de tu alma. Para que no te juzguen, para que no malpiensen. Y me he dicho..." Tania, tienes ya casi 32 años, no hay casi nada que te pregunten que no puedas contestar sobre ti misma. Adelante, exprésate,  es lo mas bonito que puede hacer una persona que siente.
Ahí voy..

Hace algún tiempo ya, una tarde de otoño o de invierno ( no logro acordarme), nos juntamos un grupo de mujeres para hablar, tomar un café, conocernos mejor. Emocionarnos por futuros proyectos, por sueños. Surgió un tema que hizo que miráramos y voy a hablar por mi...Que mirase tan dentro de mi que me invadió una sensación de temor.
Sentí que puedes estar viviendo un momento agradable y en un segundo, encontrar en ese hueco de tu mente o de tu cuerpo, tantas cosas dolorosas pero a la vez tan coherentes. Dije... "vamos ha hablar de ello. No hay de que avergonzarse."

Cuando tu vida es verdaderamente plena o eso crees, es cuando puedes hablar de algunos hechos pasados. Se curan las heridas, aquello que veías como lo mas duro de tu vida, el tiempo lo desdibuja y casi no puedes diferenciar lo malo de lo peor.
La mente es tan lista señores y señoras !!
Se queda en tu alma un gris tirando a blanco, una niebla mas bien. Como la arena en suspensión, una calima perpetua.

Se habló de aquella persona que formó parte de tu historia y que se marchó. Que pasaría si la volvieras a ver después de mucho tiempo ?
Puede ser un amigo, una pareja que se perdió por el camino, familiar, una situación, una ciudad, un recuerdo. Pueden ser tantas cosas...
Te revolvería tantas cosas, tantos momentos vividos, tantas sensaciones que quizás acabarías hasta agradeciendo que ese instante se produjera. Para zanjar el tema, para continuar, para respirar sin ahogarte.
Ese capítulo de tu vida que después de tanto tiempo ya ni recuerdas lo mal que se pasó, ni todo lo que se tuvo que hacer para empezar desde cero. Seamos sinceros.
Se te removería el ALMA, se produciría un cambio de expresión en tu rostro a los pocos minutos, hasta pasado algún tiempo, bromearías de lo ocurrido. Se mantendría una cordialidad, tan impensable hace un tiempo atrás...
Es ahí cuando comprendes que eres adulta, te das cuenta que los años no pasan solo para hacerte vieja. Pasan para darte una lección de vida, la cual no te aporta mas sabiduría si tu no pones empeño pero si mas temple.
El rencor no es nada sano, ni el odio, ni remover las penas, ni recordar las lágrimas.
Ahí me asusté.

No soy mujer que pueda guardarse o tragarse temores. Soy muy directa, a veces incluso sin filtros. Cosa que hace alejar a las personas de mi. Cuando veo que no encuentro una solución a lo que me pasa o no me entiendo ni a mi misma, es cuando hablo con mi marido.
Se lo explico tal y como os lo estoy contando a vosotros. Y sabéis que ?

Lo comprende, lo respeta, le encontramos una coherencia  y no pasa NADA. Y me doy cuenta de que esa sensación en determinados estadíos de la vida es tan normal, que al final me río de haber pensado que eso podría enfadar a alguien o que mis palabras no fueran comprendidas.

Es tan simple vomitar lo que no puedes retener, que a veces nosotros mismos somos los culpables de nuestros terrores diurnos al no hacerlo.
Se abren mis poros, desprenden tantas cosas que a veces me invade una sensación orgásmica pensando en la cantidad de gritos, expresiones y sentimientos. Que ni yo misma sabría como recibirlos de otra persona. Me los quedo, son míos. Quiero ser esa persona que siente tanto como ama.
Gracias por comprenderme tanto.
No soy fácil
Soy muy visceral
Soy un huracán incontrolable de sentimientos contradictorios

Eres mi CALMA y como siempre digo, eres la única persona en este mundo que podía soportarme. Nadie conoce mi verdadero YO tanto como TU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada